Una noche íntima con talento musical femenino en Xalapa presentado por ToroNegro producciones.

La noche del pasado jueves 11 de agosto tuvo lugar la segunda embestida del Toro negro, un colectivo con el trabajo de traer nuevas propuestas a la ciudad para enriquecer el ya variado abanico musical que Xalapa ofrece; en esta ocasión con dos propuestas interesantes aunque algo desconocidas en este rincón del país.


Iranti quien estuvo también presente en el show de LNG/SHT hace no más de un mes era la estelar de la noche con su «pop chuequito» un show donde no necesita más que su guitarra y su voz para ganarse el gusto del público con canciones desde lo más pop Rosa melancólico hasta algunos tintes de rock más divertido y sus infaltables toques de jazz, una propuesta muy distinta a lo que la ola femenil de la escena nacional nos viene dando en últimos años con su pop melancolico-depresivo.


Por otro lado Romina Guardino, chilanga por elección, italiana de nacimiento presento por primera vez su propuesta solista en estos rumbos, si bien ya la habíamos podido ver en algunos proyectos de jazz en la ciudad, está vez pudimos disfrutar un poco más de lo que es ella. 


Un estilo donde por nada deja el jazz a un lado, pero donde tiene muy impregnada sus raíces itálicas. Letras en español e italiano, géneros tan distintos que es difícil tratar de encasillarla en alguno. Multi instrumentista, una voz bastante trabajada, nos dio un paseo por todos sus talentos interpretando canciones a piano y voz, así como con guitarra, ukulele y acordeón.


El talento local, y quien abrió el show está noche fue Amanda Alafita. Cantautora y músico que sin duda el xalapeño que se da sus ratos para ir a algún toquin ya ha tenido la oportunidad de escucharla, pero no le habíamos visto un proyecto formal, esta vez como solista. Un micrófono y una guitarra fue más que suficiente para demostrar su talento, letras sin duda personales, nostálgicas y en ocasiones esperanzadoras; que no son más que el reflejo de momentos importantes de su vida.


Me quedan dos sentimientos con este show, un muy buen sabor de boca haber podido escuchar algo más de estas tres propuestas, un show tan «humilde» en su producción dejando que el talento luciera sin adornos más allá de los pequeños focos y origami que colgaban del lugar, mostrando un buen trabajo del talento y de ToroNegro. Pero, de nuevo te das cuenta que existe poco interés del público por abrirse aún a nuevos sonidos. 


Si vas a estos shows con nombres no tan reconocidos verás las mismas caras de siempre entre el público y creo que Toro negro y otras productoras están haciendo su luchita por justamente darnos más alternativas, que deberíamos aprovechar, no sabes que buena sorpresa te podrías llevar llendo a un show de alguien que aún no conoces.

Seguirias pagando cada semana $100 por ver al mismo grupo de reggae, jazz. Rock, ska y cumbia de siempre en diferentes foros, o pagas tus $10 o $60 pesos, que es lo que ha venido cobrando ToroNegro; por ver a ese músico o banda que podría ser tu preferida, pero que aún no te das la oportunidad de conocer. 

Por lo pronto a seguir la pista de los cornudos para ver qué otras buenas propuestas nos traen a Xalapa.

Puedes seguirlos en: www.facebook.com/toronegrop/